<>

Notas y letras.

Ese día me subí al bus siguiendo la misma rutina que me acompaña en la aventura mañanera: Buscar un lugar cómodo en donde supiera que no terminaría con gente encima empujando para salir y donde además, la luz del sol brillara tenuemente acompañada de una brisa que refrescara el ambiente. Decepcionarme, como todos los días,…