Blog

All you can read

Categories: All you can read

La noche ya llevaba varias horas recorridas y hacía frío, lo fuerte del verano de éstos últimos días aun no se pronunciaba. Estaba parado frente a mi librera, una que ocupa la pequeña pared de fondo de mi estudio y que culmina, al menos como primer paso, una meta personal que tenía desde hace ya bastante tiempo: tenerla.

Me dedicaba a contemplar los lomos de los libros que enriquecen mi colección. Tomaba alguno que me llamaba la atención, principalmente porque recordaba algo del texto o de la época en que lo leí. Los hojeaba, fue interesante observar como las páginas de varios habían envejecido solo por estar guardando su posición de “firmes” en el mueble. Buscaba las notas que alguna vez escribí, mi letra ha cambiado mucho de entonces para acá. Leía los párrafos que alguna vez subrayé porque consideré importante hacerlo y quizá porque anticipaba un momento tan placentero como el que ahora estaba pasando. Los cambiaba de lugar, ya fuera porque agrupaba los de un mismo autor, o porque por el tamaño me parecía más estético colocarlos junto a otros.

Pude notar el cambio que ha habido en las lecturas que escojo, aunque no voy a hablar muy mal de mí, casi todos los libros que tengo valen la pena, los menos, son regalos o recomendaciones tomadas a la ligera. También fue evidente el cambio de filosofía que ha habido en mi vida, mis notas del principio me delataron, pero al final de cuentas, de eso se trata, de ir conociendo, aprendiendo y generando ideas propias, ¿o se lee solo por diversión?

Contemplé el cambio en el trato hacia mis libros: cuando empecé como lector procuraba tenerlos intactos; luego de un tiempo empecé a escribir mi nombre en cada uno de ellos; más adelante agregué el escribir en la página final la fecha en que había concluido la lectura; un paso más fue agregar la calificación sobre cinco que le daba al texto; ahora cuando empiezo a leer un libro dejo registrado el lugar en donde lo adquirí, la fecha en que lo hice y el nombre de la persona que me lo recomendó, si fuera el caso. Para cuando termino la lectura escribo, en la misma página del final, la fecha en que terminé de leerlo, la calificación sobre cinco y un pequeño comentario de lo que me pareció. Estas pequeñas notas hicieron más exquisita la experiencia y sé que disfrutaré de ella de nuevo en algunos años.

Se ha escrito mucho sobre los eBooks, lectores electrónicos, sus beneficios y casi… casi soy un convencido de las ventajas de la tecnología, pero una noche como la descrita ¿cómo podría ser?

Saludos

—-

Omar Velasquez — @omarvelz
Guatemala Guatemalteco, me apasiona la literatura y me gusta la tecnología, los deportes, filosofar y pasarla bien.
http://omarvelz.wordpress.com

Sobre el autor

omarvelz
@ovlqz   /   Sitio web
Escritor guatemalteco.

Deja un comentario