Blog

Sobrevivir sin leer

Categories: Sin Conpermiso

Es posible sobrevivir sin leer, claro que es posible.

Quizá no comprendas lo que hable el profesor en clase o el comentario de la mesa vecina en el restaurante, pero es fácil vivir sin leer.

No es necesario comprender por completo lo que dicen los periódicos, ni lo que afirma el editorial, ni las elucubraciones que escriben los columnistas. Basta con creer las cuentas que hacen los redactores de noticias: hay muchos muertos, no alcanza el sueldo para vivir, la pensión de los jubilados debe aumentar.

Es más, leer te podría llevar a pensar que las matemáticas importan, que todo está regido por los números y que las cuentas de la naturaleza casi siempre cuadran. Es posible sobrevivir sin leer, como también es posible existir sin sueños, sin metas, sin sentarnos a hacer las cuentas para mejorar nuestras finanzas. Hasta se puede sobrevivir sin sexo.

Ignoro si, como aseguran algunos, leer produce bienestar y provoca la esperanza, porque no se las estadísticas que respaldan dicha afirmación. Pero si he visto mucha gente pasarla bien sin leer y a otra atormentada por lo que lee.

Algunos son tan arrechos que han sobrevivido por siglos (la duración del tiempo es directamente proporcional al tamaño del sufrimiento) sin una palabra de amor, ni una sola caricia. Ni la dan, ni la reciben.

Está claro y demostrado que a los políticos les agrada un pueblo que sobrevive sin leer. Apoyan su incompetencia lectora, la fomentan.

Ignoro si los índices de la pobreza, los hijos descarriados y las madres solteras lleguen a descender si todos leyéramos. Pero si puedo afirmar que es posible aprender sólo de las lecturas de otros. Escuchándolos, afirmando que es verdad lo que sostienen. Basta con oír las prédicas en cualquier púlpito de la ciudad, basta con creer en los talk shows de Cristina, Laura y la doctora Polo. Se puede llegar a conocer casi cualquier tema observando con atención los programas patrocinados de TV Offer. Salud, condición física, bricolaje.

Seré más arriesgado: casi se puede sobrevivir sin pensar seriamente toda una existencia. Y digo casi, porque existen situaciones donde pensar es inevitable: al elegir el color del pintauñas del día para que haga juego con los zapatos o al analizar la jugada del domingo para poseer una opinión propia sobre si el penal era legítimo o no.

Pero si quieres en realidad vivir, lo que se dice aprovechar este breve espacio de tiempo que tienes la fortuna de existir, comprendiendo sus consecuencias y aceptando la irónica sonrisa con que la vida te muestra su insoportable levedad, creo, junto a otros muchos más, que debieras leer.

Leer para intentar comprender el mundo en el que vives.

Sobre el autor

aroldorellana
Aprendiz del oficio de vivir feliz

4 Responses to "Sobrevivir sin leer"

  1. pablomz Posted on 7 agosto, 2014 at 5:43 PM

    Comparto mucho de esto que escribes. Dicen que leer es bueno, sin embargo cuando leo encuentro más preguntas que respuestas. Otras veces leo un libro pensando en calmar mi sed de conocimiento, y solo resulto más sediento.

  2. Silvia Posted on 8 agosto, 2014 at 8:20 AM

    Y los que no leen se van a perder esta lectura. Muy bueno

  3. alexxx007 Posted on 16 agosto, 2014 at 11:02 PM

    Pues he experimentado las dos partes, el leer y el no leer, aunque te confieso que cuando no leo, reconozco que me hace falta leer

  4. Samantha Blue Posted on 10 octubre, 2014 at 10:36 PM

    Me puse a pensar en las personas que no saben leer y las que eligen no leer. Son dos casos muy distintos. Sería interesante armar un punto de vista de ambos. Aquí los veo a veces mezclados.

Deja un comentario