Blog

Himno a las palabras

Categories: Columnistas invitados

Nos topamos con un poema de Gabriela Sosa dedicado totalmente a esas palabras que nos alborotan la vida.

Una palabra de afecto,
una palabra de reproche,
cargada de dolor,
una de amor,
una de cariño;
un te detesto,
un te aprecio,
un aléjate,
un por favor quédate;
miles de ideas, de palabras,
volando y zumbando,
tachadas y borradas,
esas que se quedan en el aire,
otras que se pierden en el silencio;
miles de palabras,
cada día, cada hora,
una nueva, otra igual,
combinaciones distintas,
unas se agigantan, otras se achiquitan;
cuántas, cuántas,
tantas, tantas,
miles, millones de palabras,
que llegan y se van del papel,
impresas en la mente,
talladas en los huesos,
susurradas en voz baja,
abandonadas en la punta de los dedos.

Tantas, tantas,
cuántas, cuántas;
palabras sin fin, palabras eternas,
que nos rodean, porque nos rodean,
que nos matan o nos atan, nos desatan;
tantas, tantas,
que no ven las líneas del cuaderno,
que se quedan sin leerse, sin decirse, sin atreverse,
cuántas, que cambian vidas, que rigen y que destrozan,
aquellas olvidadas, antiguas y desechadas;
todas, todas las palabras de este mundo inmenso;
cuántas, cuántas que ya no se aguantan,
que se pelean, luchan cada minuto, por anteponerse una a otra;
cuántas, todas las palabras amontonadas;
que no se miran, ni se sienten
pero comandan este mundo a su antojo,
porque nos comandan,
las palabras;
sin palabras,
no existiría el mundo.

Esperamos que lo hayan disfrutado.

Texto por Gabriela Sosa ()

Uno de los empleos perfectos para Gabrieral sería: asesora de playlists, melómana, nerd, gatos, caos paralelos, estudiante de psicología.

 

Sobre el autor

sburckhard

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.