Blog

El corazón delator de Allan Poe y Cerati

Categories: Lecturas Stereo,Libros

Ojo de buitre y el corazón delator

Todo artista necesita de estímulos que lo haga producir espontáneamente y sin mayor esfuerzo una canción, un libro o una pintura. Esos estímulos llegan a través de la observancia del mundo y es ahí en donde muchas veces las artes convergen: un artista inspira a otro.

Ese fue el caso de Gustavo Cerati, quien fue inspirado por el escritor estadounidense Edgar Allan Poe y su cuento “EL CORAZÓN DELATOR” para escribir la canción del mismo nombre interpretada por Soda Stereo.

El cuento fue publicado en 1843, 145 años antes que se lanzara el disco donde se encuentra la canción, narra la historia en primera persona de un individuo obsesionado con el ojo de un viejo con el que convive, no sabemos si es su padre o patrón, solamente sabemos que no soporta la mirada del “ojo de buitre” como él lo llama y por eso decide matarlo. Prepara cuidadosamente el asesinato, lo realiza y despedazando el cuerpo del anciano lo entierra bajo las tablas del suelo de la habitación del muerto. La policía alertada por un vecino que escuchó un grito por la noche llega a la casa y mientras cuestionan al asesino, éste alucina creyendo escuchar los latidos del corazón del viejo debajo de las tablas, por lo que él mismo se delata ante la policía.

El personaje narra – puede creerse que es una confesión a un policía o un psiquiatra –  paso a paso como planeó el asesinato, más que una charla con alguien parece un monólogo en donde el hombre obsesionado insiste en su cordura y justifica la alucinación en una hipersensibilidad que agudiza sus sentidos.

¿No les he dicho ya que lo que toman erradamente por locura es sólo una excesiva agudeza de los sentidos? En aquel momento llegó a mis oídos un resonar apagado y presuroso, como el que podría hacer un reloj envuelto en algodón. Aquel sonido también me era familiar. Era el latir del corazón del viejo…

En la última parte del cuento, el latir del corazón se hace cada más fuerte y el asesino no soporta más el sonido por lo que confiesa su crimen.

¡Claro que oían (refiriéndose a los latidos) y que sospechaban! ¡Sabían y se estaban burlando de mi horror! ¡Sí, así lo pensé y así lo pienso hoy! ¡Pero cualquier cosa era preferible a aquella agonía! ¡Cualquier cosa sería más tolerable que aquel escarnio!

Gustavo Cerati tomó esta historia y el papel del narrador del cuento, al inicio de la canción hace referencia a la hipersensiblidad, a esa agudeza de sus sentidos:

Un señuelo
hay algo oculto en cada sensación
ella parece sospechar…

“Ella” es la referencia a la persona amada que sospecha de los sentimientos del personaje. Cerati dijo en una ocasión:  “La historia parte de un cuento de Allan Poe, donde un corazón delata a una persona que mató a otra. En este caso la escribí pensando en que mi corazón me delata cuando veo a la persona que amo.”

Más adelante en la canción el personaje se rinde ante la inevitable confesión de su crimen: esta enamorado.

Ya nada puede impedir
en mi fragilidad
es el curso de las cosas
hoy mi corazón se vuelve delator…

Recorremos los sentimientos que experimenta el enamorado hasta que ya no soporta más la agonía y decide revelar sus sentimientos. Tal y como le pasó al asesino de Allan Poe frente a los policías, no podía soportar el sonido de los latidos del corazón por lo que gritando hace su confesión.

La clave intima
se van cayendo de mis labios
como un mantra
de mis labios

En ambos casos la agonía que vive cada personaje por el crimen cometido es la que provoca que el mismo corazón se traicione así mismo y confiese, en el cuento de Allan Poe el asesinato del viejo y en la historia de Cerati el amor por una persona.

Si deseas escuchar la canción, una de las mejores versiones es la de “11 Episodios Sinfónicos” de Gustavo Cerati.

Imagen por Paolo Tarantini bajo licencia Creative Commons 2.0 by

Sobre el autor

Vannia Ortega
El arte es el hilo de Ariadna que me guía en este laberinto que es la vida.

Deja un comentario