Blog

¿Deberías dar el salto de libros a eBooks?

Categories: Libros

Por una —casi insignificante— cantidad de años logré colarme dentro de las filas de los “nativos digitales”, esa generación de jóvenes familiarizados con la tecnología digital más que con cualquier otra, y para quienes utilizar un gadget es la tarea más natural del mundo.

Han pasado más de 6 años desde que leí el primer ebook, y la lista continuo en aumento desde entonces. Dicho en otras palabras, ya soy todo un fanático de los ebooks y los recomiendo cuando puedo.

Sin embargo, me vi atacado por una pregunta recientemente
¿Realmente vale la pena adoptar los ebooks?

Para contestar la pregunta consideraremos cinco aspectos, aunque podríamos elegir más, que son:

Catalogo de libros

Seré directo en este punto, el catalogo de libros en español no ha sido superado por ninguna de las “grandes” tiendas de ebooks. Es más probable visitar una libreria local y salir con varios libros en mano, que visitar una tienda en línea y comprar ebooks en español.

Esto sucede porque los ebooks son, al día de hoy, un experimento, una inversión que sólo “los grandes” pueden darse el lujo de probar y que lo hacen con cautela, es decir, enfocándose en el mercado anglosajón.

“Los grandes” en tiendas de ebooks son Barnes&Noble que dispone de 35 mil libros en español, seguido de la Kindle Store de Amazon que dispone de 7,419 libros en español, y por último Google ebookstore e iTunes de Apple de las que no he conseguido encontrar libros en español.

Hay que decir que Barnes&Noble quizás tiene la mejor tienda en línea de libros en español, habiendo libros de autores reconocidos como Gabriel García Márquez, José Saramago, Miguel Ángel Asturias, entre otros, además en cantidad supera claramente al resto, sin embargo, es muy común encontrar libros de calidad dudosa, varios del tipo de guías de uso o de autores desconocidos, por lo que no es tan impresionante como los números hacen creer.

A todo esto hay que sumar las limitaciones de las tiendas en línea, que como requisito mínimo requieren una tarjeta de crédito internacional (en el caso de Guatemala) y que como Barnes&Noble y Google ebookstore no permiten compras fuera de Estados Unidos, esto significa que para comprar es necesario recurrir a pequeños trucos como usar una VPN o un proxy localizados en Estados Unidos.

Por otro lado existe un mar de fuentes en Internet para adquirir ebooks gratuitos y sin requisitos adicionales, por ejemplo el Proyecto Gutenberg, La Publiteca, etc. Gracias a la caducidad de los derechos de autor es posible encontrar libros clásicos disponibles en varios sitios web para descarga gratuita.

Precio

Siendo los ebook completamente digitales el costo de producción y distribución es muy bajo, sin embargo, la diferencia de precios no es tan dramática, regularmente ronda por el 25% menos en libros populares y clásicos. Curiosamente libros en inglés, como Atlas Shrugged, son hasta 40% más caros en su versión ebook.

Para tener una idea general comparé 4 tipos de libros: escrito por un Nobel de Literatura en español (e.g. Ensayo sobre la ceguera), uno popular en su versión en español (e.g. Twilight), un libro “viejo” en español (e.g. Relato de un naufrago) y un libro popular en inglés (e.g. Atlas Shrugged).

En un vistazo rápido la diferencia de precios entre ebooks y libros es de 4 dólares aproximadamente (Q30 al cambio de hoy de Q7.70), siendo los ebooks más baratos, excepto en el caso de Atlas Shrugged como mencione antes. Es necesario decir que el precio de los ebooks está en dólares, por lo que varía según el tipo de cambio.

La opción de conseguir ebooks gratis existe, y se agradece, pero no quisiera darle tanta importancia porque la mayor parte son libros viejos (aunque hay clásicos) o técnicos, dejando fuera demasiados libros. Sería interesante ver cómo crece la oferta de ebooks gratuitos a largo plazo.

Precio real

Llevando los números más lejos quise calcular el precio para 3 años. Para hacerlo supuse que leemos libros “estándar” (nada excentrico y por tanto caro), que compraremos un Kindle (el lector popular más barato, a $139) y que compraremos al menos un libro por mes, es decir 36 libros al finalizar los tres años.

Kindle + 36 ebooks: $524 (Precio aproximado por ebook de $10)

36 Libros: $470 (Precio aproximado por libro de $13)

Diferencia: $54 (Q415)

Por supuesto los resultados son interesantes, los eBooks aunque son más baratos resultan en una compra más cara por tener que comprar el respectivo lector. Aunque hay que considerar que el lector de ebooks ofrece característica como lecturas de feeds, páginas web y reproducción de música, mientras que los libros no. Es decir que aunque es más barato leer libros, el valor de las compra dependerá de las necesidades de cada quien.

De igual forma hay que considerar que sí eres un lector avanzado, que lee más de tres libros por mes, entonces encontrarás que la combinación de lector+ebooks es mucho mejor compra a largo plazo (basta con considerar la compra de dos libros por mes para notar que los costos se igualan).

Calidad

Me referiré al tema de calidad desde el punto de vista de producto final, no de la “calidad literaria” porque al final las palabras son las mismas sin importar que sea ebook o libro.

Con un precio de cientos de dólares más, los ebooks se imponen fuertemente sobre los libros, la calidad de los materiales es buena, son livianos (excepto el iPad y Nook Color), y lectores de tinta electrónica (e-Ink) como Kindle, Nook y Sony Reader tienen una calidad similar a la de papel, mientras que el resto que utiliza pantallas de cristal liquido que mejoran aún más la iluminación de los textos y permiten el uso de imágenes de alta calidad.

Por otro lado un libro de lujo, de pasta dura, hojas gruesas e incluso forro de tela, puede ser muy agradable de leer, aún no puede conseguir la personalización que tienen los lectores de ebooks, como configuración de márgenes, interlineado, tamaño y color de letra.

Habrá quien diga que no es lo mismo tocar papel que un pedazo de plástico, y puede que tenga razón, pero lo invitaría a leer en un lector de libro electrónico. Realmente no se siente plástico (el iPad por ejemplo tiene reverso metálico) e incluso el Nook Color ofrece una superficie de hule antideslizante que simula terciopelo, así que no hay nada que envidiarle a los libros de papel.

Experiencia de la lectura

Revisamos la disponibilidad de libros, el precio y la calidad de los mismos, es momento de hablar de la lectura.

Comencemos con el libro. Es cómodo de leer si disponemos del lugar adecuado, llamémosle sofá o cama, es fácil de cargar y es posible leer por horas sin cansancio alguno con la iluminación adecuada. En principio esta muy bien, pero por otro lado las páginas tienden a cerrarse (especialmente si estamos comiendo por ejemplo),  a veces son pesados y, excepto que compremos un libro de alta calidad, es común encontrarse con textos ajustados, pequeños, o mal diagramados. En resumen un libro es cómodo de leer aunque requiere muchos pequeños “extras” para que lo sea.

En la otra esquina tenemos al lector de ebooks, aunque suelen ser apenas un poco más pesados que los libros son muy portátiles, tienen un buen tamaño para sostenerse con la mano, no hay problema de perder la página, se puede anotar y subrayar sin necesitar cargar un lapicero o resaltador. En el caso de lectores de tinta electrónica la comodidad para leer es prácticamente la misma, y pueden usarse en ambientes exteriores. Mientras que los lectores con pantalla de cristal liquido (LCD) tiene mejor nitidez en el texto, se leen mejor en ambientes interiores y permiten uso de colores e imágenes de alta calidad, aunque suelen cansar la vista luego de varias horas de lectura.

Es común pensar que un lector de ebooks cansa la vista, pero lo cierto es que es más probable que se cansen de sostenerlo antes que de verlo, la razón es sencilla, gracias a amplia personalización que ofrecen es posible variar la intensidad de iluminación a niveles menos molestos, incluso se puede ir más allá invirtiendo el color de texto (fondo oscuro, texto claro) que reduce aún más cualquier molestia que existiese. No estoy diciendo que sea tan cómodo de leer como un libro, sin embargo, no es molesto como suelen decir.

En resumen, el libro ofrece una excelente experiencia de lectura para personas que lleven una vida tranquila, en orden, que dedican mucho tiempo a la lectura y que gustan de sentarse a leer acompañados de una taza de café. Para el resto de personas con una vida más activa, de los que leen el diario mientras desayunan, que leen blogs, revisan redes sociales, que no leen libros por más de una hora diaria, que acostumbran a viajar, o que cambian de ambiente varias veces en el día, probablemente encontrarán en un lector de ebooks una mejor opción, una opción más versátil y portátil.

Factor nostalgia-moda

Cerramos la lista con el último aspecto, el factor nostalgia-moda, que consideré por las discusiones que usualmente se generan sobre el tema. Los lectores leen libros por nostalgia, o leen ebooks por moda.

Hay quien dice que los libros no se pueden reemplazar por ebooks, porque nada se compara con poder realizar anotaciones, oler el papel del libro, sentir la cubierta del libro, o la sensación de cambiar las páginas.

Respecto a ese reclamo hay que decir que prácticamente nadie compra un libro por el olor que tiene, por las formas en que lo puede rayar, o por el material de cubierta (Sí es un lector cuidadoso apenas llega a buscar pasta dura que ofrece más duración pero no más). Lo cierto es que compramos libros por las recomendaciones que recibimos del libro, porque fue visto en algún anuncio o porque somos seguidores de un autor o tema en especial. Lo demás son detalles que sólo una minoría toma en cuenta.

Desde esa perspectiva los ebooks no presentan casi ningún problema, porque todos son prácticamente iguales, podrán variar estilos o gráficos, pero en general casi todos los ebooks se ven y se “sienten” igual. La gran cantidad de opciones, incluyendo navegador web y reproductor de música, hacen de los lectores de ebooks un producto muy atractivo, además que al ser relativamente nuevos son muy llamativos y bien vistos por los jóvenes.

A diferencia de los libros, en donde los lectores compran por recomendación o por el autor, en los lectores de ebooks suele caerse en lo opuesto, comprar libros por moda. Por supuesto el lector experimentado sabrá elegir un buen libro, o buscar el que desea, pero la realidad es que las tiendas en línea controlan historial de compras, crean ofertas, reorganizan los libros que se muestran en portada de las tiendas y por tanto controlan qué libros deben venderse o no. Existe un control mucho más fuerte sobre las ventas por el mismo factor moda, y eso debe tomarse en cuenta.

Los libros ofrecen la seguridad y cómodidad de ser productos conocidos, aunque no mejores, mientras que los ebooks ofrecen muchas mejoras pero a cambio de aceptar demasiadas restricciones y control de parte de los distribuidores.

Entonces ¿deberías dar el salto de libros a ebooks?

Sí vives en Guatemala la respuesta es sencilla: No. Actualmente no se comercializan muchos lectores de eBooks en el país, por lo que los que existen son caros y difíciles de encontrar (la gama de iPad, iPhone y iTouch son los más populares). Incluso suponiendo que consigas traer un lector al país, que es más barato, las tiendas en línea no están preparadas para soportar al mercado latinoamericano, así que te encontrarás con catálogos limitados y demasiadas restricciones.

Pero —siempre hay un pero— esto no significa que no tengas que dar el paso más adelante, los ebooks te guste o no realmente aportan muchas mejoras a la experiencia de lectura en libros “tradicionales”, y abren paso a una nueva generación de libros interactivos y multimedia. Es un paso que entre más pronto puedas dar mejor será, aunque al día de hoy requiera mucha inversión de tiempo y dinero para poder superar esa brecha.

Sin más que decir me despido de ustedes, y de los libros, que me voy a leer un ebook 😉

—-

No está demás decir que escribí esta reseña pensando en lectores que viven en Guatemala, libros en español, y usando como referencia datos locales sobre libros, y en ebooks usando las tiendas y dispositivos más populares a nivel norteamérica.

Sobre los ebooks aún hace falta mucho por decir, es un mercado en crecimiento, sin embargo, se hace lo que se puede con lo que se tiene para conseguir lo mejor.

Sí aún tienes dudas sobre ebooks y lectores de ebooks no dudes enviarme un mensaje a ivan@lectoreschapines.com

Sobre el autor

Iván
@balamaqab   /   Goodreads   /   Sitio web
A restless mind. / Coordinador de Lectores Chapines

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.