Blog

El arte del asesinato político

Categories: Letras aleatorias,Libros

death_in_paris_by_hans_van_den_berg

El paso silencioso del tiempo ha marcado nuevamente un sendero. Ahora ya son cinco los años que cumplió la publicación en español de El arte del asesinato político. ¿Quién mató al obispo? Esta crónica periodística incluye datos acerca de la muerte del Obispo Juan Gerardi Conedera.

Se dice de Francisco Goldman, el autor, a quien sus personas cercanas llaman “Paco”, que nació en Guatemala y su familia emigró a Estados Unidos. En ese país creció y se forjó una notable carrera como periodista de investigación. Entre sus intereses, han figurado los conflictos propios de las guerras civiles de América Central. Esta vez, fijó su mirada y concentró sus energías en su país natal: Guatemala. Como profesional, indagó sobre el asunto. La información documental no le bastó. Se dispuso a realizar todo lo humanamente posible para saber más acerca del suceso.

Monseñor Gerardi fue el director del proyecto para la Recuperación de la Memoria Histórica, conocido como REHMI, el cual diera como resultado la publicación del informe Guatemala; Nunca más. El REHMI estuvo a cargo de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, conocida por sus siglas ODHAG. Los integrantes de la ODHAG estaban desconcertados por la muerte de Gerardi e iniciaron las medidas de presión legales a su alcance para alcarar el hecho. Su labor fue ardua en su momento y tuvo consecuencias, tanto para el caso como para los particulares involucrados en las averiguaciones. Fue de la ODHAG, y de otras entidades relacionadas con el caso, de donde Goldman se nutrió para su trabajo.

Sin desvirtuar su minuciosa labor como reportero, puede decirse que la técnica de escritura utilizada para este libro es más propia de una novela policíaca que de un reportaje. Si un lector desconoce por completo los hechos descritos, bien podría pensar que está frente a una novela policíaca de algún sueco.

La obra puede ser leída de dos formas, como una crónica periodística acerca del suceso acaecido en Guatemala en 26 de abril de 1998; o bien, como una narración detectivesca que nos lleva de la mano para conocer a cada uno de los protagonistas de la historia reciente de este país del Istmo Centroamericano.

Al recorrer cada una de sus páginas, el lector podrá elegir si interesarse en que Goldman compara, en apariencia física, a los investigadores de la ODHAG con personajes de Babar, el elefante o inclinarse por el hecho de que Goldman se adentró tanto en la ODHAG que fue conocido en persona por todos los que allí trabajaron.

El lector será quien tiene la decisión final, si toma su actitud como una lectura de placer o documental.

Sobre el autor

Wellington Nelson
Estudiante de derecho y letras.

Deja un comentario