finales

Sin final feliz: Reunión de Abril

Dicen por ahí que no se trata de tener finales felices, sino buenas historias. Cuántos libros se hubieran perdido entre muchos otros si no tuvieran un final diferente, muchas veces no un final feliz, sino el que realmente les correspondía tener para ganar un puesto en nuestras libreras, cerca de nuestra almohada y de nuestros recuerdos.